Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

martes, 29 de enero de 2008

Ángel Petisme y sus 'exitos secretos'



Ángel Petisme (Calatayud 1961) es poeta y cantautor, o cantautor y poeta, si se prefiere. Dudo que él mismo sepa o quiera jerarquizar su doble actividad, en la medida en que poesía y canción son dos vertientes en las que articula la necesidad imperiosa de expresarse y comunicarse que le acompaña desde que tiene conciencia de ser artista. Lo que es, a fin de cuentas, más allá de las etiquetas.

Recibo hoy un mensaje que anuncia la publicación de su último libro de poemas, 'Demolición del Arco Iris', duodécimo de su obra literaria, y su próxima presentación en Bilbao, Irún, Zaragoza y Madrid. Creo que ese hecho constituye una buena oportunidad para hablar de una de las voces más personales de la canción de autor española, cosa que tenía in mente desde hace tiempo; aproximadamente tanto tiempo como escuché su recopilación 'Éxitos secretos', editada a finales de 2006, aunque yo la conocí bien avanzado el 2007.

Los 45 años de edad son, sin duda, un momento adecuado para hacer balance y exponer el resumen de lo andado. Petisme lo puso en práctica en 2006 mediante sendas antologías. La que reunió sus poemas se tituló 'Teoría del color'. En la que resumió sus mejores canciones se dejó llevar por la ironía y fabricó la expresión 'éxitos secretos', que tantos cantautores suscribirían como alternativa a la grandilocuencia del 'grandes éxitos' usual en la dinámica del mercado discográfico convencional.

'Exitos secretos' de Petisme no es cualquier cosa. Lo forman, además del disco, con 20 temas (tres inéditos), un DVD y un libro de 56 páginas. Para quien no conozca el perfil poliédrico y la intensa actividad de este artista en diversos frentes -el solidario en primer lugar- esta edición multimedia le permitirá internarse en los campos minados de belleza, dolor, sentimiento y vitalismo por los que Ángel Petisme transita desde hace más de veinte años con un éxito sólo muy relativamente secreto.

El poema aquí reproducido forma parte de su último libro, 'Demolición del Arco Iris'

PLAZA DE LAVAPIÉS

Llueve a mares y baja por la cuesta de Ave María
el líquido amniótico de los sueños.
Bajan las cicatrices, las llamadas perdidas,
la barbie abandonada y un árbol del amor,
los condones suicidas y los huesos de pollo,
el llanto de las razas, los mensajes borrados,
la belleza sin sitio, las fotos del eclipse…
Los juguetes enfermos, los dioses que no cambian,
los extractos del banco, las sillas de tres patas.
Sale la luna en Sombrerería y sale el sol en Olivar.

Un río ineludible de preguntas
desciende a la boca del Metro,
un ángel que volaba hacia atrás,
el alquitrán del miedo,
un corazón con brazos del Ikea,
frascos de jarabe caducado.
Pecados que no vieron amanecer,
belleza que no encuentra reposo.

Está lloviendo a mares en plaza de Lavapiés
y soy esa mujer que lleva escrito un No.