Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

sábado, 26 de enero de 2008

Emily Loizeau, aire fresco en la canción de autor francesa



Quienes conocen mi confesada debilidad por la canción de autor francófona me preguntan ocasionalmente si no hay cantautores jóvenes interesantes. Yo solía responder hasta ahora que quizás los hubiera, pero yo no los conocía. Había escuchado a los más famosos entre las últimas hornadas y, lamentablemente, tenía que admitir que no me 'llegan'. Creo que el más 'joven' entre la gente que consideraba interesante era Francis Cabrel, que tiene ya 54 años.

Eso era así hasta descubrir a Emily Loizeau (n. 1975), que supone un inesperado soplo de aire fresco, una revelación. De progenie franco-británica (su abuela fue la gran actriz Peggy Ashcroft, ganadora de un Oscar por su actuación en 'Pasaje a la India', de David Lean), llegados los 19 años es el teatro más que la música lo que le atrae y a él se dedica durante tres años. Pero es precisamente la experiencia teatral la que le redirige a la canción, para la que está especialmente dotada y preparada, pues no en vano ha estudiado música y tocado el piano desde los cinco años.

Firma su primer contrato discográfico en 2004 con Sony, pero el reconocimiento público sólo le llega en 2006, de la mano de Fargo Records, que le deja las manos libres, con el disco 'L'autre bout du monde'. El doble recopilatorio editado en 2007 con el mismo título le sitúa en primer plano del panorama de la canción francesa. No ha sonado la flauta por casualidad y tampoco nadie ha 'fabricado' una estrella. Emily Loizeau es la obra de sí misma y su talento se impone de modo indiscutible.

El humor, la ironía y la ternura son elementos esenciales de sus canciones, en las que su capacidad creativa es adecuadamente acompañada por una voz dotada de un gran potencial, que le permite cantar casi cualquier cosa que se proponga. En sus directos es donde de modo especial muestra hasta dónde puede llegar: muy alto.

Para este año se espera un nuevo disco que, presumiblemente, confirmará que la canción de autor francesa cuenta con una nueva figura que no desmerece su extraordinaria trayectoria.

Para los interesados en saber más, he aquí un enlace que os permitirá ver y escuchar, sin pausa, 45 vídeos (muchos de directos) de Emily Loizeau. Gracias a Lluna de Pau.