Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

jueves, 23 de mayo de 2013

Georges Moustaki ha muerto

Ha muerto en Niza Georges Moustaki, cantautor y escritor francés de origen sefardí nacido en Alejandría hace 79 años. La enfermedad bronquial incurable que le ha causado la muerte le apartó de los escenarios hace ya algunos años, pero sus canciones, llenas de amor, ternura y utopía nos harán recordarle siempre. Al conocer su muerte sólo una canción, entre las muchas posibles y tal vez mejores que compuso, me ha venido a la mente, quizás porque en gran medida le define mejor que cualquier otra: la que dedicó a los niños contemporáneos. 'Il y avait un jardin' evoca un planeta ideal que la humanidad perdió en algún momento indefinido de su historia.



{Introducción hablada en la versión original}
Esta es una canción para los niños que nacen y que viven entre el acero y el alquitrán, entre el hormigón y el asfalto, y que tal vez no sabrán jamás que la tierra era un jardín.

Había un jardín que se llamaba la tierra.
Brillaba bajo el sol como un fruto prohibido.
No, no era ni el paraíso ni el infierno,
ni nada de lo ya visto o ya oído.

Había un jardín, una casa, unos árboles
con un lecho de musgo para hacer allí el amor
y una arroyuelo que fluía sin una ola
venía a refrescarlo y seguía su curso.

Había un jardín grande como un valle.
Uno podía nutrirse allí en todas las estaciones
sobre la tierra ardiente o la hierba helada
y descubrir flores que no tenían nombre.

Había un jardín que se llamaba la tierra.
Era suficientemente grande para millares de niños.
Estaba habitado antiguamente por nuestros abuelos
que lo habían recibido de sus propios abuelos.

¿Dónde está ese jardín en el que podríamos haber nacido,
donde habríamos podido vivir despreocupados y desnudos?
¿Dónde está esa casa con todas las puertas abiertas
que yo todavía busco y que ya no encuentro?


Sobre su faceta de escritor y algunos apuntes biográficos podéis leer en este blog 'Moustaki, escritor'  y 'Moustaki escribe en su retiro' . Sobre su contribución al éxito de otros 'inmortales', 'Serge Reggiani, inolvidable'  y 'Vuelve Edith Piaf'.
 

miércoles, 22 de mayo de 2013

Cassie Taylor: de casta le viene el blues

That's my man


Cassie Taylor ha puesto en circulación el segundo disco de su carrera en solitario, 'Out of my mind', el pasado día 7, apenas dos años después del primero, titulado 'Blue'. Hija de Otis Taylor, respetado e innovador bluesman, ha crecido a su lado, bajo su sólida sombra, y no sólo biológicamente. Durante ocho años ha actuado y grabado junto a él, tocando el bajo y haciendo coros (o alternándose en el canto, como en el tema 'Few feet away' ). En consecuencia Cassie, de 26 años, no sólo tiene el ADN del blues, sino también una precoz experiencia profesional que ahora rinde sus frutos en forma de calidad y madurez artística.

Few feet away (con su padre)

'Out of my mind' ya es un disco totalmente 'suyo', en opinión de la propia Cassie, que considera el resultado del primero la consecuencia de 'cómo la vió' su productor. El segundo lo ha autoproducido de principio a fin. Son sus propias composiciones y nadie sabe mejor que ella cómo deben sonar. Son las ventajas de ser no sólo una cantante, sino un músico de los pies a la cabeza. A poco que persevere y progrese podrá competir con Bonnie Raitt.

Hondarribia 2011, 'Girls with guitars'

Cassie Taylor actuó en el Festival de Blues de Hondarribia, al frente del grupo formado junto a las excelentes guitarristas Samantha Fish y Dani Wilde, con las cuales había grabado ese mismo año el disco 'Girls with guitars'. En julio actuará en Alemania y Austria. Esperemos que se acerque también por España este verano.

viernes, 17 de mayo de 2013

Nueva etapa (y II)

A la hora de hacer balance de los siete años de existencia de 'Toda esa música' confieso  mi satisfacción por el hecho de que sus páginas han sido vistas en 118.516 ocasiones hasta la fecha, según el cómputo de Blogger, lo que arroja una media anual de 16.931. El número de entradas publicadas ha sido de 268, con una media de 38 anuales, si bien en 2009, año especialmente complicado para mí, sólo fueron 6, muy lejos del récord de 2007 (61 entradas).

Pasando de lo cuantitativo a lo cualitativo, siento una especial satisfacción por el número de entradas que se registran en busca de cantautores italianos, como Fabrizio de André, Francesco Guccini, Domenico Modugno, Luigi Tenco, Gino Paoli... Especialmente las entradas que proceden de Italia son reveladoras de un hecho lamentable que he podido constatar: los 'históricos' de la potente canción de autor italiana no reciben mucha atención por parte del Internet de su país. La conclusión, para mí, es que mereció la pena el trabajo que me tomé en 2008 para realizar la serie dedicada a la canción de autor italiana.

También, aunque no parezca merecer mucho interés público, me siento orgulloso del trabajo realizado en torno a la figura de Jacques Canetti y a su intensa y eficacísima labor de promoción de la 'chanson', sin olvidar su destacado papel en la introducción del jazz en Francia, que hoy es la primera potencia europea en ese terreno. La serie de cinco capítulos que giró en torno a él fue una ardua tarea, pero creo que necesaria. A mí mismo me permitió descubrir cosas que ignoraba de la canción francesa en su periodo de auge, desde la posguerra hasta mediados los años 60.

En otro orden de cosas, me alegra mucho haber dado una 'alerta temprana' - por decirlo de alguna manera - sobre figuras como la española Silvia Pérez Cruz, las francesas Zaz y  Emily Loizeau o la estadounidense Esperanza Spalding, entre otros artistas. Revelar o subrayar nuevos valores interesantes y reivindicar el recuerdo de figuras ignoradas u olvidadas (al menos en España) son las tareas principales que me he impuesto y que siguen justificando la continuidad de este blog.

De modo casi simultáneo a 'Toda esa música', y como complemento necesario, nació mi canal en Youtube, donde la escasez por aquellos días de vídeos sobre música francesa motivó que yo mismo subiera algunos que consideraba necesarios tanto para el canal como para el blog. Básicamente esa ha sido la razón de que mi espacio haya tenido hasta el día de hoy  5.661.617 reproducciones. Si tenemos en cuenta el 'ranking' que reproduzco a continuación puede verse claramente la razón del 'éxito':

1.- San Francisco - Maxime Le Forestier 1.364.315 reproducciones

2.- La petite fugue - Maxime Le Forestier 702.267 reproducciones

3.- Sotto le stelle del jazz - Paolo Conte 695.827 reproducciones

4.- Ma France - Jean Ferrat 618.451 reproducciones

5.- Serge Reggiani - Sarah (Live) 575.952 reproducciones

6.- Dans mon ile - Henri Salvador 345.558 reproducciones

7.- Bruxelles - Dick Annegarn 271.553 reproducciones

8.- Sans la Nommer - Georges
Moustaki 190.926 reproducciones  

9.- Saint-Germain-des-Prés - Juliette Greco 185.718 reproducciones

10.- L'âme des poètes - Charles Trenet 151.598 reproducciones

No sé si es preciso subrayarlo, pero lo haré, por si acaso: tanto en este blog como en el canal de Youtube hay bastantes más cosas que canciones francesas. Sólo me queda daros las gracias de modo muy especial a quienes seguís este blog y/o visitáis mi canal. Es un placer.

jueves, 16 de mayo de 2013

Nueva etapa (I)

Coincidiendo con el séptimo aniversario de este blog he estado trasvasando a él  durante días buena parte de los vídeos musicales que he colgado en Facebook durante los últimos tres años, ya que me propongo reducir mi participación en dicha red social a un mínimo casi simbólico y revitalizar mis blogs, que casi había olvidado, y ello independientemente de la audiencia mayor o menor que reciban. El trabajo ha sido lento y pesado, pues ha habido que recuperar los códigos de los vídeos para insertarlos, reeditar los textos, titularlos, establecer las etiquetas...

Durante algunas de las pausas en la tarea me he dedicado a revisar la configuración y otras cuestiones relativas al funcionamiento del blog. Así he descubierto que no recibía ningún comentario porque, gracias a ONO, tuve que cancelar la dirección de email que constaba originalmente en Blogger. Ahora, cambiada la dirección por una válida, supongo que funcionará. Pido perdón a quienes me han enviado comentarios durante este tiempo. En cualquier caso mantendré habilitada la moderación de los comentarios porque así lo aconseja la considerable cantidad de spam oportunista que intenta colarse.

Otro descubrimiento - éste realmente sorprendente - que he hecho durante esa inspección es que Google aparentemente dirige las entradas al blog según el idioma de quien hace la búsqueda cambiando la extensión "com. es" por la del país de origen del que busca, de modo que la url todaesamusica.blogspot.com.es (el "es es un añadido reciente) es tan valida como todaesamusica.blogspot.de ("de" es la extensión de Alemania) y otro tanto sucede si se cambia por .fr (Francia), .ru (Rusia) .it (Italia) .dk (Dinamarca)...  Ahora mismo en el colorido widget de 'Feedjit' del blog hay varias entradas seguidas procedentes de Santander que son las mías utilizando esas extensiones.

Dado que el widget tiene activada la opción de no reconocer mis visitas, me pregunto qué otras anomalías se pueden estar produciendo como consecuencia de ese peculiar uso de las extensiones por parte de Google (propietaria también de Blogger y de Youtube) y si se incluye entre ellas la reducción de las visitas que Feedjit está registrando en los últimos tiempos. Supongo que tendré que seguir investigando y no es algo que me apetezca especialmente. La red anda últimamente muy revuelta a causa de la feroz competencia entre los 'grandes escualos' por conseguir más dinero y poder para seguir absorbiendo y engullendo a los peces pequeños. Los usuarios, que somos el botín principal de sus refriegas, acabaremos pagando el pato, como siempre.

La nueva etapa de 'Toda esa música' va a combinar los posts largos de la etapa anterior con los breves, como los que he añadido últimamente, procedentes de Facebook. Eso permitirá hablar de más gente y más diversa (la hay muy interesante) y tratar con más extensión a aquellos que tengan mayor mérito o interés artístico (en mi modesta opinión, claro).