Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

miércoles, 20 de febrero de 2008

Luigi Tenco, el rebelde melancólico

La vida no fue justa y mucho menos generosa con Luigi Tenco. Había algo de melancolía incurable en él , de irredento inconformismo, de rebeldía incandescente contra el mundo que tal vez tuvo su origen en su irregular nacimiento. Su padre legal, el que le dio el apellido, murió algunos meses antes de que Luigi viniera al mundo. A su padre auténtico nunca le conoció.

A los diez años se traslada junto a su madre y su hermano mayor a Génova y ya desde los quince sintió pasión por la música y fue el jazz lo que primero le atrajo. Tocó el clarinete en la 'Jelly Roll Morton Jazz Band' y cuando el rock and roll hizo su espectacular aparición formó junto a su gran amigo Gino Paoli el grupo 'I diavoli del rock'. Con veinte años realiza una gira por Alemania junto a Adriano Celentano y Giorgio Gaber. Comienza a cantar y a componer, pero sus primeros discos ven la luz con pseudónimos. Ya en 1961 aparece su primer sencillo con su propio nombre, aunque no alcanza un éxito digno de mención.

La fortuna le sonríe un poco tras firmar en 1966 un contrato con la RCA. El tema 'Un giorno dopo l'altro' se convierte en tema musical de la serie de televisión 'Il commissario Maigret'. Sin llegar a ser espectaculares, Tenco alcanza algunos éxitos con canciones como 'Lontano lontano', 'E se ci diranno' y 'Ognuno è libero'. También conoce los efectos devastadores de la censura italiana de la época, que le prohíbe al menos tres canciones por razones que hoy resultan irrisorias.

El espíritu libertario de Tenco le lleva a explorar las fronteras de la restringida tolerancia vigente entonces con composiciones conflictivas para una sociedad que considera que una canción debe ser algo ligero, pegadizo y superficial. 'Cara maestra' (1), una canción en la que sucesivamente ironiza sobre el concepto de libertad e igualdad en la enseñanza, la Iglesia y la política italiana es un claro ejemplo de ese espíritu rebelde.



El sentimiento de frustración se hace compañero inseparable de Luigi Tenco y las cosas se complican por razones sentimentales. Mantiene una relación con la cantante Dalida mientras está enamorado de otra mujer llamada Valeria, que le exige la ruptura con la franco-italiana. En una carta, Tenco intenta explicarle la situación a Valeria: "Lo he intentaod de todas las maneras, he parado noches enteras bebiendo, buscando hacerle comprender quién soy, qué quiero y luego he acabado por hablarle de ti, de cuánto te amo".

Es en ese contexto en el que se produce el polémico suicidio de Tenco en 1967 en un hotel de Sanremo, en cuyo festival 'Cia amore, ciao', la canción presentada por el cantautor -precisamente defendida también en el concurso por la interpretación de Dalida- no logra pasar a la final. Las circunstancias que rodean el suicidio son esperpénticas. Primero se conduce el cadáver a la morgue, luego se vuelve a trasladar a la habitación del hotel para que se puedan tomar fotografías. La escena que registran esas fotos están sin duda compuestas, escenografiadas. En la mano del cantautor hay una nota en la que asegura haberse quitado la vida en protesta por el resultado de la votación que ha rechazado su canción.

Dalida asegura que el suicidio no tiene como causa el fracaso de la canción, "Creo que la verdad de esta muerte injusta -asegura en declaraciones- la saben Dios y esa muchacha que no supo cuan enamorado estaba Luigi de ella". Quienes conocen a Luigi rechazan de plano la posibilidad de que se haya suicidado y las fotografías compuestas en el hotel dan motivos para creer que hay algo irregular y que se está tratando de ocultar. Lo más extraño para quienes le conocen es que el disparo mortal aparece en la sien izquierda del cantautor mientras que el presunto suicida es diestro. En cualquier caso, Luigi es inhumado sin un examen forense y sin que se realizase la preceptiva prueba de la parafina que habría aclarado si las sospechas eran fundadas.

La presión popular para que se aclarasen las circunstancias de su muerte han sido permanentes. Los seguidores de Tenco, convertido objeto de culto precisamente por su muerte, han formado un club y un festival de la canción lleva su nombre. En 2005, 38 años después, un fiscal decide reabrir el caso y autoriza la exhumación del cadáver. El examen forense no descubre nada que pueda confirmar las sospechas y el caso es definitivamente archivado. Pese a ello muchos mantienen las dudas y sugieren que fue asesinado por razones desconocidas, otros creen que efectivamente se suicidó; unos piensan que por el fracaso en Sanremo, otros por una hipotética ruptura con Valeria e incluso hay quien sostiene que ambas razones pudieron pesar en el ánimo de Luigi Tenco.

El caso es que a los 29 años de edad desapareció un sólida promesa de la canción italiana, un cantautor honesto e interesante al que la la experiencia de la vida habría defraudado y que no sobrevivió a una depresión que hubiera podido ser transitoria.

En cualquier caso, cuesta asimilar cómo era posible en aquella Italia de la censura y la libertad vigilada que personas aparentemente normales, como Luigi Tenco o Gino Paoli poseyeran armas de fuego, que, como se dice, las carga el diablo. Quien las dispara, en última instancia, es la desesperación. Basta un segundo para que lo que pudo ser una anécdota pasajera se convierta en una tragedia.


(1) Traducción de 'Cara maestra'
Querida maestra, un día me enseñaste/ que en este mundo nuestro somos todos iguales/ pero cuando entraba en clase el director/ nos hacías a todos ponernos en pie/ y cuando entraba en clase el bedel/ nos permitías quedarnos sentados.

Mi buen cura, decías que la iglesia/ es la casa de los pobres, de la pobre gente/ pero has revestido tu iglesia/ de cortinas de oro y mármoles de colores/ ¿Cómo puede ahora un pobre que entra/ sentirse como si estuviera en su casa?

Egregio alcalde, me han dicho que un día/ gritabas a la gente ¡Vencer o morir!/ Ahora quisiera saber cómo ya/ vencido no estás todavía muerto/ y en tu lugar ha muerto tanta gente/ que no quería ni vencer ni morir.




Traducción de 'Ciao amore, ciao'
La calle de siempre, blanca como la sal/ el grano que crece, los campos que se aran./ Mirar cada día/ si llueve o hace sol/ para saber si mañana/ se vive o se muere/ y un buen día decir basta y largarse/ Ciao amore, ciao amore, ciao amore ciao.

Marcharse lejos/ a buscar otro mundo/ decir adiós al patio/ alejarse soñando/ y luego mil calles/ grises como el humo/ en un mundo de luces/ sentirse nadie/ saltar cien años en un solo día/ de los carros en el campo/ a los aviones en el cielo/ y no comprender nada/ y tener ganas de volver a tu lado/ Ciao amore, ciao amore, ciao amore ciao.

No saber hacer nada/ en un mundo que sabe todo/ y no tener un duro/ ni siquiera para volver/. Ciao amore, Ciao amore, ciao amore ciao...


10 comentarios:

yael dijo...

Por una película descubrí a este maravilloso músico, me ha encantado, que talento, que lástima su muerte tan prematura, pero que legado de música tan hermosa dejó.

Gracias por compartir su música aqui,
saludos

myriam

edgardo Surian dijo...

·Este fue un musico y persona extraordinaria....a `pèsar de su corto tiempo en vida sus canciones influyeron notablemente en la caracter,sentir y pensar de esa juventud a la que perteneci....Dios lo guarde....si murio de amor ,estoy seguro porque fue siempre autentico en todo..Edgardo Surian.Arg

ramosiris2009 dijo...

Me ha impresionado la cancion y sus mensajes, que como todo artista lo siente, tanto el amor, la desolacion, la injusticia, estos valores que poco se ven en este mundo, gracias por la informacion en tu blog.

FAUSTO dijo...

Tenía 17 años cuando se suicidó -si es que fue así- Luigi Tenco.
Me compré el disco, CIAO AMORE,todo un himno, de inmediato. Esta canción me ha acompañado ya toda la vida.
Después, algunos años después, pude adquirir varios discos suyos en CD.
Periódicamente escucho sus canciones, aunque me entra algo de nostalgia y melancolía.

mangri dijo...

Hola,
como la mayoria de gente descubri a tenco por casualidad escuchando cantautores italianos, ya que tengo dos cuñados italianos y me han mostrado muchos de los magnificos cantautores italianos, comence con jovanoti y segui con pino Daniele etc.. pero un dia escuché a Luigi tenco en una grabacion de la epoca Vedrai Vedrai y me conmociono tanto que segui buscando y cuando oí sus canciones y sus letras su militancia en contra de la guerra y su muerte tragica y sospechosa, me quede para siempre con Luigi y estoy entrando en mi facebok, videos y reportajes de Luigi, para que mis amigos conozcan a este gran cantautor.

un saludo y hasta pronto

Anónimo dijo...

Luigi Tenco fue mi primer amor platónico de niña.
Tan bello x fuera como intuyo x dentro.
Ti amo per sempre caro

Jesús Herrera Peña dijo...

José Ramón, muy bonita la semblanza que haces del gran cantautor italiano Luigi Tenco, pero se te olvida la que para mí es su obra mayor: "Ho capito che ti amo".

Saludos,

Anónimo dijo...

la letra de cara maestra, sutil y fina trova protesta de luigi, mas que todo en lo referente a la iglesia y el alcalde. viva luigi! vivan sus canciones!.

miscancionesantiguas dijo...

A mi me gustan particularmente mi sono innamorato di te, y ho capito che ti amo, son de las mejores canciones italianas de amor que encontré. Hice una versión precisamente de Ho capito che ti amo. Te dejo un link por si quieres escucharla. Gracias.


http://miscancionesantiguas.blogspot.com.es/2013/06/ho-capito-che-ti-amo-luigi-tenco.html

Anónimo dijo...

Gracias por el excelente post sobre Luigi. No hay dudas que fue un asesinato, aquí las cinco pruebas de ello (sitio en italiano):http://www.misteriditalia.it/altri-misteri/tenco/
Un abrazo.
Andrea Italiano