Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

martes, 20 de agosto de 2013

Miquel Pujadó, referente primordial de la cançó de ahora



La 'nova cançó' hace mucho tiempo que dejó de ser nueva, pero la cançó pervive y persiste como canción de autor de una notable calidad musical y literaria, a la que acompaña desde sus inicios una especie de 'mala salud de hierro' en lo estrictamente comercial. Si vivir de la música es cada día más complicado en toda España, la dificultad en Cataluña, cuando se canta exclusivamente en catalán, se acentúa como consecuencia del reducido mercado al que se dirige, que, a su vez, no consume exclusivamente música autóctona, ni mucho menos, como ocurre en tantos casos.

L'Enriqueta ('Fernande', de Georges Brassens) *
 

La 'edad de oro' de la 'nova canço', con protagonistas como Raimón, Lluis Llach o María del mar Bonet -por nombrar sólo a los más conocidos y apreciados a nivel peninsular e internacional-, ha caducado en la misma medida en que el componente político que alentó el fenómeno de los cantautores en todo el Estado ha ido languideciendo, salvo en su componente nacionalista (ahora más implícita que expresa), cuando se trata de cantautores catalanes, vascos o gallegos.


Sìsif, poema de Agustí Bartra
 

En Cataluña, 52 años después de la fundación de 'Els setze jutges', que alentó el nacimiento de la 'nova cançó', brilla hoy especialmente, por su intensa actividad y su fidelidad a los orígenes, Miquel Pujadó, que sólo tenía dos años de edad cuando el grupo inicial se constituyó. Con 21 discos publicados hasta la fecha (algunos de ellos dobles), la adaptación de medio centenar de canciones de Brassens al catalán, sus trabajos y colaboraciones para y con otros artistas catalanes y una capacidad de iniciativa incesante, Pujadó es en estos momentos un referente primordial e ineludible de la cançó en nuestros días.

Su extraordinaria creatividad no se limita sólo a la elaboración de sus propias canciones, sino que, además de la ya citada labor con los textos de Brassens, musica a poetas como Joan Maragall o Agustí Bartra, interviene en iniciativas teatrales y radiofónicas de enorme significación cultural y, en sus ratos libres, escribe torrencialmente: trece libros hasta ahora, entre los que destaca un extenso y bien documentado 'Diccionari de la canço', instrumento insoslayable para quien quiera conocer en sus pormenores el `quién es quien' de la canción catalana.


La balada del bes, poema de Joan Maragall
 

Soy consciente de que este texto y los vídeos adjuntos no bastan para dar una idea suficiente de todas las dimensiones de un personaje tan prolífico y polifacético. Me conformaría con que, al menos, generasen en el lector interés por conocerlo más y mejor. Quien quiera saber más tiene a su disposición su web personal, además de Youtube y las búsquedas en Google

* L'Enriqueta, una de las canciones más provocadores y procaces de Georges Brassens, forma parte del último CD doble de Pujadó, 'Brassens, llum i ombra'.