Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

domingo, 5 de noviembre de 2006

Cohen, Wight, melancolía...




1970. Isla de Wight. 600.000 jóvenes se dieron cita en el que seguramente fue el festival más gigantesco celebrado en territorio europeo. Leonard Cohen no fue, por supuesto, la estrella, pero fue. Seguramente por razones de ‘amenidad’ ignoró las primeras estrofas de 'Suzanne', pese a que tal vez sean las más bellas de la canción. Antes de iniciarla (*) aludió a que en la isla se había reunido “una gran nación”, pero “todavía débil” para poder “reclamar el derecho a la tierra”.

En este domingo de otoño en que las hojas crujen bajo nuestros pies y la noche llega una hora antes por estúpida decisión homologadora del poder, la melancolía de esta canción de Leonard Cohen es casi un bálsamo contra el escozor de la nostalgia de unos años en los que la esperanza era un hecho y la juventud se reunía en celebraciones masivas para exorcizar a los demonios que finalmente imperan.

(*) El vídeo que inicialmente insertaba fue retirado pocos días después por Youtube por lar habituales razones de 'términos de uso´. He tenido que sustituirlo por otro en el que no aparece la introducción. Es un misterio para mi por qué se retira uno y se mantiene otro.

Esta es la versión reducida que Cohen canta en el vídeo:

Yes and Jesus was a sailor
When he walked upon the water
And he spent a long time watching
From his lonesome wooden tower.

And when he knew for certain
Only drowning men could see him
He said "All men will be sailors then
Until the sea shall free them"

But he himself was broken
Long before the sky would open
Forsaken, almost human
He sank beneath your wisdom like a stone

Now Suzanne takes your hand
And she leads you to the river
She is wearing rags and feathers
From Salvation Army counters

And the sun pours down like honey
On our lady of the harbour
And she shows you where to look
Amid the garbage and the flowers

There are heroes in the seaweed
There are children in the morning
They are leaning out for love
And they will lean that way forever

While Suzanne holds the mirror

And you want to travel with him (her)
And you want to travel blind
And you know she will find you
For she's touched your perfect body with her mind.

Traducción:

Jesús era un navegante/ Cuando caminó sobre las aguas/ Y pasó largo tiempo observando/ Desde su solitaria torre de madera./

Y cuando supo con certeza/ Que sólo los ahogados podían verle/ Dijo “Todos los hombres serán navegantes/ Hasta que el mar les haga libres”./

Pero él mismo estaba roto/ Mucho antes de que el cielo se abriera./ Abandonado, casi humano/ Se hundió bajo tu sabiduría como una piedra./

Ahora Suzanne te toma de la mano/ Y te dirige hacia el río/ Viste harapos y plumas/ De los mostradores del Ejército de Salvación./

Y el sol llueve a cántaros como miel/ Sobre nuestra señora del refugio/ Y ella te enseña dónde mirar/ Entre las flores y la basura./

Hay héroes en las algas/ Hay niños en la mañana/ Están inclinándose por amor/ Y se inclinarán así para siempre/ Mientras Suzanne toma el espejo./

Y tu quieres viajar con él (ella en la versión original. Posible lapsus)/ Y tu quieres viajar ciego/ Y sabes que ella te encontrará/ Porque ha tocado tu cuerpo perfecto con su mente.