Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

miércoles, 8 de noviembre de 2006

Neil Young: Vampire Blues, dedicado a G. W. Bush

Por gentileza de Neil Young y dedicado en exclusiva al presidente y comandante en jefe de los ejércitos de Estados Unidos, el ‘Blues del Vampiro’, para un depredador nocturno obsesionado por el petróleo:



I'm a vampire, babe,
suckin' blood
from the earth
I'm a vampire, baby,
suckin' blood
from the earth.
Well, I'm a vampire, babe,
sell you
twenty barrels worth.