Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

domingo, 24 de junio de 2012

El 'addio' indignado de Francesco Guccini

El cantautor italiano Francesco Guccini, eterno portavoz de una indignación que hoy se dice nueva, utiliza retóricamente la fórmula de una despedida para emitir una enérgica diatriba contra la vacía sociedad posmoderna. La canción fue compuesta en 1999.

"Yo digo adiós a todas vuestras interminables gilipolleces,/ reflectores y lentejuelas de las televisiones,/ al griterío descompuesto de los políticos profesionales,/ a aquellas vuestras vacías glorias de imbéciles./

Y digo adiós al mundo inventado de la aldea global,/ a las dietas para mantenerse en forma radiante,/ a quien habla siempre de un futuro triunfal/ y a cada empresa de este siglo triunfante,/ a las magias de moda de las religiones orientales/ que para nosotros sólo esconden vacíos de pensamiento..."