Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Adiós y hasta siempre, Enrique Morente



Probablemente ha sido el cantaor de flamenco más completo de la historia, pero además seguro que ha sido el más inquieto e innovador. Desde su 'Omega' de 1996 no ha dejado de explorar mestizajes musicales, indiferente al ceño de la 'cátedra' que cree y dice guardar las esencias, a la que previamente había embelesado. A partir de las más puras raices Morente voló alto y libre. Hoy se nos ha ido, pero siempre estará.