Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

domingo, 10 de enero de 2010

Lhasa de Sela: Una pérdida dolorosa

Lhasa de Sela murió el pasado día 1 a consecuencia de un cáncer de mama que le detectaron hace 21 meses, al parecer demasiado tarde para poder impedir este fatal desenlace. Su fallecimiento es especialmente doloroso por tratarse de una persona de 37 años, de una artista muy original, expresiva y prometedora,.que, desde su primer disco ('La llorona"), había logrado llegar al corazón de una franja creciente y entusiasta de público.

Tras someterse a tratamiento, a mediados del año pasado inició -tal vez demasiado prematúramente- una gira europea que hubo de suspender por el empeoramiento de su estado. Desde entonces no se sabía nada de ella, refugiada en la casa familiar de Montreal.

Su esperado tercer disco había significado un pequeña decepción para sus seguidores, no sólo por un cambio notable en su modo de cantar, sino también por la aparente renuncia a la multiculturalidad de sus dos disicos anteriores, al cantar únicamente en inglés. Al parecer, su cambio interpretativo obedecía a estrictas razones físicas. Durante su penúltima gira se descubrió que tenía quistes en las cuerdas vocales y cantar en esas condiciones le dejaba agotada.

'Toda esa música' dedicó en su día un post a esta gran artista desaparecida y a él remito a quienes quieran saber más: pulsar aquí.




You told me that you'd stay with me
And shelter me forever.
That was a hard promise to keep
I can't blame you for the bad weather.
 

After all that has been said and done
I won't ask you where you're going.
Don't keep in touch, I don't miss you much
Except sometimes early in the morning.
 

Now use your silver tongue once more.
There's one thing that I d like to know:
Did you ever believe the lies that you told?
Did you earn the fool's gold that you gave me?
 

I forgive you wanting to be free
I realize you long to wander
And I sympathize with your roving eyes
I just can't forgive your bad manners.
 

Now use your silver tongue once more
There's one thing that I d like to know
Did you ever believe the lies that you told?
Did you earn the fool's gold that you gave me?
Did you ever believe the lies that you told?
Did you earn the fool's gold that you gave me?

Me dijiste que estarías conmigo/ y me ampararías siempre/ Era una promesa difícil de mantener./ No puedo culparte por el mal tiempo.

Despues de todo lo dicho y hecho/ no te preguntaré adónde vas./ No sigas en contacto, no te extraño mucho/ salvo a veces por la mañana temprano.

Ahora usa tu pico de oro una vez más./ Hay una cosa que me gustaría saber:/ ¿Creíste alguna vez las mentiras que decías?/ ¿Te ganaste el oro de los tontos (*) que me diste?

Te perdono por querer ser libre/ Comprendo que deseas vagabundear/ y simpatizo con tus ojos errantes./ Es sólo que no puedo perdonar tus malas maneras.

Ahora usa tu pico de oro una vez más...

(*) Se denomina 'oro de los tontos' (fool's gold) a la pirita, mineral cuya apariencia engañaba a los ignorantes. Por extensión, se aplica a lo falso y engañoso.

2 comentarios:

Lady Godiva dijo...

Hermosa canción para memorar a una GRANDE. La extrañaremos!!

La niña mala dijo...

Que lástima...tenía una voz maravillosa capaz de transmitir esa "alma" de las canciones...