Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

jueves, 1 de noviembre de 2007

Lila Downs, desde las raíces

Lila Downs (1968) es hija de un profesor estadounidense y de una cantante mexicana de la etnia mixteca. A partir de ese origen mestizo no ha sido fácil para ella encontrar su propia voz, conciliar su doble identidad, ser ella misma personal y artísticamente. Creció y se educó en la cultura del padre, pero sin poder ignorar -nunca lo pretendió tampoco- la de la madre. Estudió antropología y canto, educando su técnica vocal en una disciplina clásica que sólo ocasionalmente exhibe y deja a los auditorios boquiabiertos y extasiados.

Es la suya una voz impresionante y hasta no hace mucho tan polimórfica que resultaba casi imposible identificarla. El eclecticismo ha sido una paradójica seña de identidad para Lila Downs. Su voz cambiaba de coloratura y estilo de una canción a otra y yo me he sorprendido en ocasiones preguntando quién canta, con la intención de tomar nota del hallazgo, y recibiendo la inesperada respuesta: Lila Downs.

Decía al principio que no le ha sido fácil encontrar su propia voz. Sus últimos discos parecen la prueba terminante de que ya lo ha conseguido. Para ello ha profundizado en las raíces indígenas de México, ha recuperado sus músicas para deconstruirlas y recrearlas, vertiéndolas a continuación en un contexto instrumental y estilístico que juega sin conflicto patente con referencias modernas muy variadas, sin perder nunca la connotación étnica, que ella misma subraya incluso con su vestimenta.

Pese a sus muchos méritos, Lila Downs seguiría siendo casi una desconocida a estas alturas fuera de México si la suerte no se hubiera cruzado en su camino en forma de película. “Frida”, biografía cinematográfica de Frida Kahlo interpretada y producida por Salma Hayek, obtuvo el premio a la mejor banda sonora en los Oscars de 2003. Varias canciones de Lila formaban parte de esa banda sonora y en la propia ceremonia de entrega la mexicana cantó junto a Caetano Veloso el tema ‘Burn it blue’ del filme.

Los videos muestran la recreación que Lila Downs hace de dos temas tradicionales mexicanos, ‘La cucaracha’ y ‘La llorona’. Son dos canciones cuya letra ha conocido innumerables versiones. En ‘La cucaracha’ Lila Downs ha elegido la más contestataria.





En la misa y en la feria
Todo el mundo ya lo sabe
Los que llegan al gobierno
Porque se puede comprar

Del partido comunista
Ya no queda casi nada
Ahora todos van buscando
Como hacerse millonadas

Fue la junta de naciones
A poner sus opiniones
Todos no estaban de acuerdo
Donde y cuando bombardear

Se sientan los presidentes
En la silla del gobierno
Luego mandan a la guerra
A la gente de su pueblo

La cucaracha, la cucaracha
Que ya no puede caminar
Porque no tiene
Porque le falta
La marihuana que fumar

Todos se pelean la silla
Que les deja mucha plata
En el norte Pancho Villa
Y en el sur viva Zapata!

Ya murió la cucaracha
Ya la llevan a enterrar
Entre cuatro zopilotes
Y un ratón de sacristán.