Sólo la música que me gusta, me llega, me parece necesaria. Toda esa música que, con frecuencia, los medios se empeñan en impedir que escuchemos.

sábado, 12 de diciembre de 2015

Frankie y el tiempo

Frank Sinatra, que habría cumplido hoy cien años, murió en 1998, a los 83. Diecisiete años después su memoria sigue vigente y su patrimonio musical es frecuentemente recuperado desde y por una considerable variedad de estilos e intérpretes. Mi propósito hoy no es tanto glosar su personalidad o su influencia, indiscutibles ambas y suficientemente conocidas, como evocar su pasión por los buenos textos de canciones.

Desde su posición podía permitirse interpretar y grabar lo que le diera la gana, pero siempre seleccionó minuciosamente lo mejor. Una buena letra era, fundamentalmente, lo que siempre buscó y generalmente encontró. Lo más cercano a lo poético - según su propia afirmación - era lo que en mayor grado le seducía y mejor si, como en algunos casos notables, los textos contenían una cierta filosofía de vida en relación con el paso del tiempo, la resistencia y las convicciones basadas en la lucha por ser uno mismo. Tal vez eso explique su prolongada supervivencia artística hasta su muerte y aún después de ella.

Siguen cuatro ejemplos de lo dicho. Los vídeos incluyen la traducción al castellano. No siempre es totalmente fiel, pero es lo que hay.


My way




That's life




Cycles




It Was A Very Good Year


Inolvidable.